Logo Turisme del Berguedà

Itinerarios y red de caminos

Turbians

Gisclareny es un municipio de población dispersa. A mediados del siglo XIX había unas 120 masias repartidas por su territorio, la mayoría de ellas de una gran pobreza. Los excursionistas de principios del siglo XX coinciden en describir el pueblo como un lugar donde reinaba la miseria, con una agricultura de subsistencia – muy lejos del entorno idílico actual -. Esta ruta permite conocer algunas de estas casas, algunas convertidas en segundas residencias, otras en ruinas. Los numerosos bancales que se pueden ver en la cara sur son testigos mudos de los intentos por arrancar sostén de la tierra. También ofrece excelentes vistas del Pedraforca, Ensija y el valle de Saldes por la cara sur, y el Moixeró y el valle del Bastareny por la cara norte. La ruta transcurre por el interior del parque natural del Cadí-Moixeró.

  

Pista abajo, en dirección hacia el puerto de Turbians, encontraréis el mirador en memoria de Albert Arilla, un guarda del parque y vecino de Gisclareny muerto en accidente de montaña. Desde el mirador podéis admirar la iglesia de Turbians, el núcleo de población de Gisclareny (barrios del Roser y Berta), la sierra de Ensija y el Pedraforca.

 

La ruta os llevará en seguida a Sant Miquel de Turbians, antigua iglesia parroquial. Aunque se tienen noticias de ella desde el siglo X, el edificio no presenta ninguna característica de esta época. Tan sólo la puerta de entrada tienes rasgos del románico, el resto es fruto de las reformas efectuadas en el siglo XVIII. Ha sido restaurada recientemente. Podéis encontrar la llave en Cal Pedrals (en la carretera de Gisclareny, encrucijada del arrabal de Vilella).

Adosada al campanario de la iglesia, vemos la casa de Cal Campaner. A levante se encuentran las ruinas del pajar y en la colina, la alberca.

 

Desde aquí volvemos atrás hasta encontrar nuevamente las marcas. Después de cruzar la pista cogeremos un camino, con algunos puntos estrechos y de tierra suelta en los que hay que ir con precaución, que flanquea la montaña hasta debajo de la casa de Cal Raler, una de las casas más prósperas en su tiempo, ahora convertida en segunda residencia.

 

Poco después encontraréis la fuente de Cal Pere Vilella. Está escondida bajo unas piedras. Si levantáis la tapa de goma, veréis un tubo del que sale un chorro de agua. La mayor parte del agua se ha canalizado hacia una alberca, debajo. Unos 20 metros antes de la fuente, tapadas por la hierba, encontraréis las ruinas de Cal Perleta. Tenéis que buscar unas paredes bajas con esquinas junto al camino: es la casa. Se abandonó en la segunda mitad del siglo XIX.

Hace 6 años (2004), se rehabilitó la antigua casa de Cal Pere Vilella para abrir la Casa Rural Rústico Vilella, al pie de la pista forestal que va al collado de Turbians.

 

A partir de aquí tendréis que seguir un sendero que sube hasta el puerto de Turbians. En este punto hay un poste indicador que nos marca la dirección para llegar al mirador de la Roca Tiraval. En este mismo punto converge otro sendero local de Gisclareny. Continuando la ruta por el camino señalizado, al cabo de 5 minutos, éste se divide. Si queréis llegar hasta el mirador de la Roca Tiraval hay que ir hacia la derecha por el camino no señalizado (se ve un > cortado en el pino de enfrente). Hay que caminar unos 20 minutos por la línea de cresta hasta llegar a la asta de la bandera. Hay una libreta para escribir vuestras impresiones, si queréis. Magníficas vistas de todo el Moixeró, desde el puerto de Pendís hasta el Puigllançada, con Bagà a vuestros pies. Para volver al camino señalizado, hay que desandar el mismo sendero.

 

Para los que no habéis ido al mirador de la Roca Tiraval, pocos minutos después de pasar el puerto de la Culledassa tenéis otra oportunidad de ver un panorama parecido desde un balcón natural.

 

Subid por entre los pinos para llegar a la Plana del Cau, situada en la vertiente de la montaña, antiguamente pastos, hoy un espléndido bosque de pino rojo y negro.

 

En la bajada final de la ruta, el camino pasa por un canal en la roca y desemboca frente a una pared calcárea. Aquí hay un camino que marcha hacia la izquierda. Siguiéndolo tres o cuatro metros se llega a una loma, enfrente veréis las ruinas de la casa de la Portella adosadas a la roca y mirando hacia el sur. Esta casa también se abandonó tan pronto como se pudo; en el año 1860 ya no había nadie.

 

 

 
  • Ficha técnica

  • Número de ruta: 27

  • Población: Gisclareny

  • Tipo: Fácil

  • Zona: Gisclareny

  • Punto de inicio: Cruce de Sant Miquel de Turbians de la carretera de Bagà a Gisclareny

  • Punto de final: Cruce de Sant Miquel de Turbians de la carretera de Bagà a Gisclareny

  • Distancia: 8 Km.

  • Tiempo aproximado: 2,5 hores

  • Altitud maxima: 1540 m.

  • Desnivel acumulado: 400 m.

  • Señalización: Marcas verdes y blancas en toda la ruta

  • Para organizarte

  • Cartografia: 46-Parc Natural del Cadí-Moixeró E. 1:25.000. Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya Moixeró - La Tosa 1:25.000. Ed. Alpina

  • Servicios incluidos: Restaurante Cal Misèria, RefugioCal Tesconet, Casa Rural Rústic Vilella.

  • Más información

  • Bibliografia: Les tres-centes cases de Gisclareny de Francesc Caballé. Inventari de Patrimoni: invarquit.cultura.gencat.cat

Documentos y enlaces

OFICINA DE TURISME DEL BERGUEDÀ

Carretera C16 Km 96

08600 - Berga  Tel. 654 125 696

Horario de atención al cliente:

Lunes a viernes de 9 a 14 h.

Sabados, Domingos i Festivos, de 10 a 16h.

E-mail: turisme@elbergueda.cat

RECONOCIMIENTOS

  • 2444
  • Green-Destinations-Logo-FINAL-full-1-blanc.png

[Premsa]

 

  • logo-agencia.png
  • logo-terra-futurs.png
  • logo-diba.png
  • logo-pirineus.png
  • nattur-blanc3.png
  • interreg-blanc.png

Siguenos

  • Twitter 2
  • Facebook
  • Youtube 2
  • Instagram