Logo Turisme del Berguedà

Itinerarios y red de caminos

La Dou del Bastareny

Gisclareny es un municipio de población dispersa. A mediados del siglo XIX había unas 120 casas repartidas por su territorio, la mayoría de ellas de una gran pobreza. Los excursionistas de principios de siglo XX coinciden en describir el pueblo como un lugar donde reinaba la miseria, con una agricultura de subsistencia en campos pedregosos. Sin embargo, todos hablaban de la belleza del valle del Bastareny y de las casas que había. Esta ruta recorre algunas de las vías de comunicación entre las casas del valle, hoy todas abandonadas, y el núcleo del municipio, en un marco de gran belleza paisajística dentro del parque natural del Cadí-Moixeró.


Descripción
La ruta se inicia ante la fuente Nuestra, el vecindario del Hostalet, donde hay falta Cerdanyola que ahora acoge el Aula de Naturaleza la Salle. Tiempo atrás tenía un molino -ahora runes- que aprovechaba las aguas del río del Pendís. Torrent arriba donde ahora está el Refugio Vientos de Cadí aún se observa la estructura de una masía del siglo XVI, la casa del Hostalet, con añadidos posteriores debido a su uso como hostal del camino real de la Cerdanya.


Siga la pista dirección la Dou del Bastareny - si quiere puede acortarlo por el sendero de la derecha que ahorra la curva de la pista donde se encuentra la zona de aparcamiento. Cruzaréis pronto por un puente el río vertebrador de este valle, el Bastareny. Al lado se observan las ruinas del antiguo molino de harina del Agujero o del Puig construido a finales del s. XVII o inicios del s. XVIII; no el primer molino del Bastareny, verá a la vuelta los restos de lo que se situaba a pocos metros del nacimiento. Al siguiente curva ya tiene que dejar la pista para enfilar por el antiguo camino de la izquierda que os llevará directos ante la primera masía importante de esta ruta, la casa del Puig. Citada ya en documentos de la Edad Media, el actual edificio data del siglo XVIII. Tiene la particularidad de tener un tejado a cuatro aguas, de contados ejemplares en el Berguedà. Si sigue el camino a la izquierda le llevará hasta la pequeña iglesia románica de Sant Martí del Puig. En enfilar tendrá vistas hacia Bagà. Busque detrás de la iglesia una piedra con una huella que parece de un pie, se le llama la Huella de la Virgen.


Retornados ante la casa del Puig, siga la pista hasta el próximo cruce de pistas, donde hay que enfilar por el camino que sube por la cresta hasta el cuello de Escriga, con algunos tramos convertidos ahora en pista forestal. Cuando llegue al cuello, sin llegar a la carretera, siga la pista de la derecha que se adentra por el bosque y ya de forma menos acentuada, va subiendo hasta desembocar en unos prados donde el panorama cambia. ¿Está sobre el vecindario de Berta y al fondo está el majestuoso macizo del Pedraforca. Cuando cruzar el prado, verá que hay pilotos de piedras repartidos alrededor. No están por casualidad sino que han sido apilados año tras año, para mantener los campos limpios. Cuando vea estos pilotos de piedras es un signo inequívoco de que antiguamente había campos de cultivo. A la derecha del prado, medio escondida por el bosque, está la casa de Escriba y justo antes de bajar, detrás de los postes indicadores, están las ruinas de Cal Peret, aplastada por unas enormes piedras desprendidas de la pared caliza donde se apoyaba . En la bajada habrá que tener precaución ya que abundan las piedras sueltas en medio del camino y es fácil caer.


Después de unos 100 metros de bajada, el camino se divide. La ruta señalizada continúa por la izquierda pero si siga el camino que va recto, daréis la vuelta a una roca y verá una enorme cavidad: es necesario Obispo, una cueva antiguamente habitada. Aunque se ven algunas piedras de los muros y los rastros del humo en las paredes de roca. Fue abandonada en la segunda mitad del siglo XIX, y ahora sirve de abrigo para las cabras.


Continúe bajando y pasará por el lado de las primeras casas del barrio de Berta, cruzad la carretera y un sendero le llevará al área recreativa de la fuente de Gisclareny; un buen lugar para descansar un rato y rellenar las cantimploras, si es necesario. Continúe por la carretera que sube al pueblo, y en una curva cerrada, siga recto por la pista dirección el cuello de la Bena. Antes, si tiene tiempo vale la pena que subir hasta la iglesia y el barrio del Roser, que verá arriba de la colina. La iglesia está documentada desde el s. XIV como iglesia del castillo de Gisclareny, pues la parroquia era la vecina iglesia de St. Miquel de Turbians. La construcción medieval fue sustituida a finales del s. XVII o principios del XVIII por el actual edificio barroco.


La pista sigue bordeando campos de pasto hasta llegar al barrio diseminado de cuello de la Bena. Siga la pista a la derecha y una vez a la asfaltada, seguidla a la izquierda. Se encuentra en un cruce importante de caminos, siga dirección valle del Bastareny, por el sendero que baja a la derecha. Seguiréis unos metros el mismo trazado que el Camino de los Cátaros (GR 107) y el GR 150. El camino pronto os llevará a la Font Vella, un bonito lugar y una buena oportunidad para coger agua o refrescarse. Muy pronto, los GR siguen por la derecha y ustedes han de seguir por la izquierda hasta encontrar una pista que, sin dejarla, le llevará a Murcurols; otra de las grandes masías del valle. La casa está documentada desde la Edad Media, aunque la estructura actual es de época moderna, pero se ven claramente un conjunto de añadidos. La cara norte, de época medieval (s.XII-XIII) podría formar parte de una iglesia. Ya en documentos del s. XII también se habla de un castillo en este lugar, en el lomo situado hacia el este hay unos restos que podrían formar parte, pero en todo caso está totalmente arrasado. Este es un lugar excelente para disfrutar de la vista, que alarga desde el cuello de Bauma al oeste, Tancalaporta, la sierra de la Moixa, el Moixeró, y el cuello de Cortalets debajo de Tancalaporta, el hoyo de Vimboca frente y los Empedrats un poco más hacia el este. En la umbría de la montaña de enfrente, hay una inconfundible depresión del terreno, ancha arriba y estrecha abajo. Es la Cámara de los Bocs donde se cerraban los corderos después del apareamiento para que no molestaran las ovejas y las crías.


Una vez desee retomar el camino, regresará a la cruce de pistas y tome el sendero a la izquierda de la casa, para bajar hasta el fondo del valle. Después de una bajada pedregosa donde hay que tener cuidado de no resbalar, se cruza el torrente. Si es época húmeda ya sentirá el Salto de Murcurols que podrá acceder una vez pasado el torrente, por un sendero a mano izquierda a escasos metros. Un bonito salto, sobre todo cuando baja fuerza caudal; fijaos como la piedra pómez sedimentada en épocas de sequía ha ido formando un tobogán por el agua. Continuando por el sendero deberá cruzar el torrente de la Muga, que baja de la sierra del Moixeró.


Saldrán a una pista a seguir a la derecha. Poco después pasará por debajo de la casa de Monnell o Molnell, otro de los grandes cortijos de la zona que si os habéis fijado ya veis en el camino de bajada. Esta está documentada desde el s. XIV y durante un tiempo dominaban y explotaban la cabecera del río Bastareny. Continúe por la pista principal y después de cruzar las aguas del Bastareny por el puente de Monnell, puede trepar por el sendero bien señalizado hasta la Dou del Bastareny, un lugar de gran interés. El salto sale fotografiado en innumerables postales.


Justo a la salida del torrente parece que habría tenido un molino de harina posteriormente reconvertido según la época en molina aserradero. A principios de siglo XX, cuando era aserradero, los troncos eran transportados en teleférico hasta Bagà.


Continúe por la pista principal y más adelante encontrará el acceso al Hervidor de San Esteban en el lado izquierdo. Si quiere puede bajar, lleva a unos surtidores en el cauce del río - Más visibles en época de poca agua-. Hay que tener cuidado con el descenso; hay unos escalones bastante altos y con la humedad resbalan fácilmente. Continúe entonces la ruta señalizada y, justo al llegar al camino que ya ha hecho en la ida, verá una caseta a la derecha desde donde sale ruido de agua. Es la fuente del Violín, el agua de la que ahora se lleva a Bagà. Y a partir de aquí ya os lo sabéis, cruzad el Bastareny, las ruinas del molino y un poco de subida para llegar de nuevo a falta Cerdanyola, punto final de la ruta.

  • Ficha técnica

  • Número de ruta: 6

  • Población: Gisclareny

  • Tipo: Media

  • Zona: Gisclareny

  • Punto de inicio: Coll de la Bena - 1.450 m. (Gisclareny). La ruta també es pot començar des del poble de Gisclareny o des de Cal Cerdanyola (inici de la ruta dels Empedrats).

  • Punto de final: Coll de la Bena - 1.450 m. (Gisclareny)

  • Distancia: 13,5 Km.

  • Tiempo aproximado: 4,5 h.

  • Altitud maxima: 1437 m.

  • Desnivel acumulado: 825 m.

  • Señalización: Marques verdes i blanques en tota la ruta

  • Para organizarte

  • Cartografia: 46-Parc Natural del Cadí-Moixeró E. 1:25.000. Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya Moixeró - La Tosa 1:25.000. Ed. Alpina

  • Más información

  • Ruta recomendada por: Ca l'Amagat Rustic gastrohotel / Refugi Vents de Cadí

  • Bibliografia: Les Tres-centes cases de Gisclareny de Francesc Caballé. Ed. l'Albí Inventari de Patrimoni: invarquit.cultura.gencat.cat

Documentos y enlaces

[TambeInteressar]

OFICINA DE TURISME DEL BERGUEDÀ

Carretera C16 Km 96

08600 - Berga  Tel. 654 125 696

Horario de atención al cliente:

Lunes a  Domingo, de 10 a 16h.

E-mail: turisme@elbergueda.cat

RECONOCIMIENTOS

  • 2444
  • Green-Destinations-Logo-FINAL-full-1-blanc.png

[Premsa]

 

  • logo-agencia.png
  • logo-terra-futurs.png
  • logo-diba.png
  • logo-pirineus.png
  • nattur-blanc3.png
  • interreg-blanc.png

Siguenos

  • Twitter 2
  • Facebook
  • Youtube 2
  • Instagram